¿Por qué no puedo dormir bien?

            Aunque no es exclusivo de cierta edad, no poder dormir bien se acompaña muchas veces del paso del tiempo, si estás en tus treintas o cuarentas, tal vez te has sorprendido diciendo “es que antes no tenía problemas para dormir y ahora sí”, entendemos perfectamente esta situación y con este post buscamos que comprendas cuáles pueden ser las causas, ya que es tan importante como comer bien y hacer ejercicios para estar sanos.

            El insomnio es un trastorno del sueño que se caracteriza por la dificultad para quedarse dormido, pero también para mantenerse así, por lo general, va acompañado de la sensación de cansancio crónico, además de afectar el desempeño y estado de ánimo. Todo esto hace que tu calidad de vida sea menor, ya que el sueño es la forma en la que tu organismo se repara para vivir en condiciones óptimas cada día. En la vida adulta lo más recomendable es dormir entre 7 y 8 horas cada noche, y si estás leyendo esto, tal vez no estás cubriendo este mínimo.

            Los problemas para dormir tienen distintas causas, una de las más comunes es el estrés, visto desde la perspectiva de la exigencia hacia un rendimiento muy superior al normal, otra de las razones del insomnio es la ansiedad, un trastorno que se caracteriza por experimentar una intensa inquietud, que se acompaña de excitación y de extrema inseguridad e incertidumbre hacia el futuro. Esto ocasiona que cuando llega la hora de dormir y las actividades rutinarias nos distraen nuestra mente, comencemos a pensar sobre aquello que nos preocupa, ocasionando que no podamos conciliar el sueño. Aunado a esto están situaciones emocionales por las que podamos estar atravesando, por ejemplo, la pérdida de un ser querido o haber terminado una relación amorosa. También existen causas fisiológicas como enfermedades o dolores crónicos que provoquen insomnio.

            Para cualquiera de estos casos lo mejor será acudir con un especialista que nos lleve de la mano para un tratamiento óptimo de acuerdo a nuestras características particulares. Asimismo,  puedes ir incorporando hábitos a tu rutina que vayan promoviendo que tu sueño mejore, como hacer ejercicio regularmente, solo evítalo después de las ocho de la noche, pues podría ser contraproducente; genera un ambiente relajado al momento de ir a la cama, dejando de lado el uso de aparatos electrónicos, incluso puedes agregar meditaciones especializadas para conciliar el sueño; evita cenas pesadas, ya que son otro factor que afecta a la hora de dormir; también puedes recurrir a suplementos que contengan magnesio, vitamina B, 5HTP, GABA o sustancias naturales que permitan que puedas relajarte, desde tomar un té, melatonina o CBD que te ayudarán a dormir mejor.

            Sin duda el insomnio es un trastorno que queremos evitar a toda costa, sin embargo, nuestro ritmo de vida puede influir en que tengamos problemas para conciliar el sueño y tener el descanso que necesitamos, si estás pasando por esta situación no esperes para consultar a tu médico, dormir bien te hará funcionar mejor y más feliz.

Referencias:

https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/neurologicas/insomnio/2015/07/15/diez-consejos-combatir-insomnio-88521.html

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/insomnia/symptoms-causes/syc-20355167